Myanmar

Mayo 3rd, 2016 / by / in: Viajes / No responses

Myanmar, antigua Birmania, es un país que se diferencia de otros países del sudeste asiático ya que de a poco se ha ido abriendo al turismo. Logró su independencia de Gran Bretaña en 1948, luego de esto, se desató una guerra civil entre los grupos minoritarios lo que dio paso a que en 1962 comenzara  la dictadura militar al mando de Ne Win. En 1990 la Democracia tomaba fuerza, siendo mayoría en las elecciones, pero el gobierno militar ignoro estos resultados y arresto a todo opositor. De a poco se han hechos cambios a una constitución más democrática, lo que le ha permitido tener mejores relaciones con países vecinos y abrirse al comercio y turismo.

Nuestro viaje comienza desde Bangkok a Myanmar, último destino de nuestra gran aventura. Como dato práctico, nosotras regresaríamos a Bangkok para tomar nuestro vuelo de regreso a Chile y es muy barato dejar un poco de equipaje en el hostal que te quedes, así no ir muy cargado a tu último destino.

Primera parada, Mandalay, una de las más grandes ciudades del país. Muchas ciudades de Myanmar presentan grandes contratases en su desarrollo, muchas calles sin pavimentos, poca información turística y pocos hoteles  y lugares para comer, es decir existen, pero hay que caminar mucho para encontrar algo. Eso lo hace más interesante e inquietante a mi parecer. La gente es amable y te entrega información de lo que hay que conocer con muy buena disposición.

En Mandalay solo pasamos 2 días y alcanzamos a recorrer un poco la ciudad. Fuimos Kuthodaw MandalayPagoda y caminamos desde ahí hacia Mandalay Hill, un cerro increíble donde subes miles y miles de escaleras para encontrarte con distintos espacios budistas, con vistas panorámicas de la ciudad frente al rio Ayeyarwady y con un buda de pie en la cima del cerro. Otro lugar imperdible que no alcanzamos a hacer es el puente de Amarapura.

Desde Mandalay partimos en la noche a la ciudad de Bagan, llegando a las 4 am. de la madrugada. En el viaje conocimBagan temploos a unos chicos franceses  con quienes buscamos hostal, dejamos nuestras cTemplo bagan 2osas y partimos en bicicleta rápidamente a ver el amanecer más lindo que he visto en mi vida. Desde arriba en el Shwesandaw Paya, templo que forma parte de  este gran parque arqueológico  y a 45 minutos aproximadamente del centro de Bagan (en bicicleta)  fuimos los espectadores más felices del universo. Ver salir el sol iluminando todas las pagodas, estupas Buda Bagany templos budistas de esta gran ciudad es un paisaje increíble, único, difícil de describir, las emociones son diversas. Amé esa fotografía ante mis ojos, amé ese momento maravilloso. En pleno centro de la ciudad existe una calle enfocada al turista donde encuentras muchas tiendas y restaurantes de comidas del mundo y locales. Si vas a tomarte el día para recorrer los templos en bicicleta debes salir muy temprano, dado que el sol es muy fuerte y no hay nada de sombra en el camino. Llevar mucha agua y protector solar.

Siguiente destino fue Inle Lake, donde hay muchos atractivos turísticos que puedes realizar en un día contratando un tour. Así, arriba de un bote podrás recorrer los extensos kilómetros del lago viendo a pescadores con la particular forma de remar con un pie para utilizar sus 2 manos para pescar. Podrás conocer el gran templo Pagoda Phaung Daw Oo , almorzar en un restaurant flotante, te encuentras con jardines y aldeas flotantes increíbles, te llevan a ver cómo trabajan la artesanía con las mujeres con cuello de jiraba, al Monasterio Nga Phe Chaung que se conoce por la gran cantidad de gatos que hay dentro, te enseñan la elaboración  de cigarros y el trabajo de telas en una preciosa fabrica llena de telares.

Niño pescador Inle LakeMuchas atracciones en un solo día. Si bien es cierto que te llevan a muchos lugares para comprar souvenirs, puedes ver directamente como trabajan y como pasan su día a día las personas del pueblo, por lo que también resulta más interesante y no molesto como en otros países que casi que te obligan a comprar.

Último destino fue Yagan (Rangún) que sólo alcanzamos estar un par de horas, así  que tomamos un taxi para ir a ver el gran templo  Shwedagon Pagoda y luego irnos al aeropuerto.

Sin duda Myanmar es país que te transporta a otro tiempo y donde puedes disfrutar de su vida cotidiana sin un turismo tan incisivo.

Lo que más me llamó la atención de sus costumbres es el maquillaje que usan par cuidarse del sol llamado Thanaka, que les dejaba la piel media blanca. Este se consigue moliendo con agua la corteza del árbol que lleva este nombre. Las faldas o Longy que usan la mayoría de los hombres en toda Birmania que parten tubulares desde la barriga hasta los pies. Y por último, el Betel que es una hoja que mastican y escupen  todo el día los hombres y que les deja la boca media roja, tiene efectos narcóticos y además estropea su dentadura.

 


Agregar un comentario